PARÍS DE NOVELA

El grupo independiente Les Hoteliers Impertinents acaba de inaugurar su segundo enclave parisino: el Hotel Monte Cristo, que al sur del Barrio Latino homenajea al héroe literario de Alejandro Dumas. ¿Cómo? Recreando en clave contemporánea una guarida digna de aquel conde aventurero.

Chambre classique 501.jpg

Después de plantar su primera bandera con el C.O.Q. del distrito 13, estos hoteleros independientes redoblan la apuesta en París con una nueva “impertinencia”: un hotel en la rue Pascal (no lejos de la emblemática Mouffetard) inspirado en el espíritu explorador y viajero del conde de Montecristo y en los ancestros caribeños del propio Dumas. 

La flamante reencarnación del viejo hotel tiene 50 habitaciones, buena parte de ellas con aire de cabina de barco; tres suites y cuatro boudoirs, ambientados tal y como los describía el escritor francés en sus páginas. Firmado por Pauline D’Hoop y Delphine Sauvaget, el diseño de interiores descansa en paredes enteladas, tapicería de estampados audaces, lámparas antiguas, adornos, pasamanería y otros ricos detalles que pretenden reflejar la exuberancia del personaje literario.

Pero hay más excentricidades: por ejemplo, un gabinete que hará las delicias de los interesados en aves tropicales y en la taxidermia; un monograma omnipresente que trepa desde las alfombras hasta la vajilla; un spa con aires orientales, donde destacan la piscina color zafiro y las paredes azulejadas; y, muy especialmente, el primer bar de París consagrado al ron, como deliberada guiñada a los antepasados de Dumas, que producían la bebida en Santo Domingo. Dicen que la extensa y variada colección de botellas incluye ediciones creadas exclusivamente para el hotel.   

Chambre classique 503-1.jpg
Chambre superieure 107-2.jpg
Chambre classique 505.jpg
Chambre superieure 502-3.jpg
SDB superieure 107-2.jpg
Chambre classique 505 (2).jpg
piscine 4.jpg
  HOTEL MONTE CRISTO  (FOTOS: CHRISTOPHE BIELSA)

HOTEL MONTE CRISTO (FOTOS: CHRISTOPHE BIELSA)