PERÓN EN BARRIO PARQUE

Atención aquellos que tengan Buenos Aires en su mira: hasta el 30 de julio hay tiempo para visitar en el MALBA la ineludible muestra Perón, que propone un verdadero viaje en el tiempo a través del ojo (y la cámara) de la gran fotógrafa argentina Sara Facio.

Una de las salas del MALBA consagradas a la muestra  Perón  de Sara Facio.

Una de las salas del MALBA consagradas a la muestra Perón de Sara Facio.

Aunque la exposición se limita a lo sucedido en apenas dos años (los que transcurren desde el regreso de Juan Domingo Perón de su exilio en Madrid, en 1972, hasta su muerte acaecida en 1974), el despliegue visual y conceptual es riquísimo: 115 fotografías, buena parte de ellas inéditas, que dan cuenta de episodios legendarios de la política argentina: la recordada masacre de Ezeiza, actos en el Congreso, campañas electorales, la asunción de Cámpora, el aniversario de la muerte de Evita, la vuelta al poder en 1973, los Montoneros en Plaza de Mayo, el funeral del general… amén de documentos personales, archivos de prensa e incluso contactos fotográficos que revelan cómo trabajaba esta cronista.

Sara Facio nació en San Isidro en 1932, se graduó en la Escuela Nacional de Bellas Artes, estudió artes visuales y fotografía en París, y a lo largo de los años ha sido fotógrafa, editora, curadora y periodista. Trabajó en prensa y en publicidad, colaboró con decenas de medios, fundó y dirigió fotogalerías y recibió numerosos premios nacionales e internacionales. Conocida muy especialmente por sus series de retratos a personalidades argentinas (trabajo en colaboración con su colega Alicia D’Amico), Facio también supo retratar magistralmente el entorno popular que abrazó a Perón a su regreso del exilio, y esas fotografías, a la vista hoy en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, constituyen un aporte documental riquísimo desde todo punto de vista, y regalan un viaje a una época política y a una estética hoy lejanas en el tiempo.

En el estupendo catálogo de la muestra (escrito por María Moreno, que entrevistó tanto a la fotógrafa como al curador de la exposición, Ataúlfo Pérez Aznar) hay mucho para leer y aprender una vez disfrutada la muestra. En esas páginas, Sara Facio dice: “Yo a los peronistas los quiero. No quiero a los que dicen que son peronistas para poder acomodarse y robar al Estado, para tener éxito y que los contraten en la televisión. Peronista es la gente a la que yo le saqué fotos. La que fue a Ezeiza o al velorio de Perón sin que la llevaran. Mirá las fotos. Ahí se ve como ningún sindicato los trajo con un micro. No le dieron a nadie choripán, nos les dieron bebida. A esos que son peronistas porque lloraban a Evita: a esos los quiero. Mi mamá era radical y mi papá era conservador. Como era conservador, siempre estaba con el gobierno, y cuando subió Perón se hizo peronista: esos son los peronistas que detesto”.

Los muchachos peronistas , fotografía de Sara Facio.

Los muchachos peronistas, fotografía de Sara Facio.